Moda SOStenible

La incómoda verdad sobre lo que llevas puesto

Casi todo el mundo tiene claro que hay que dejar de usar plàstico ya, que se pueden usar botellas de acero inoxidable, vasos de papel, platos de porcelana y juguetes de madera.

Lo que no tenemos tan claro es que cada dìa paseamos plàstico de aquí para allà…  puesto!  Si miras la etiqueta de la camiseta o el pantalòn que llevas ahora mismo, seguramente tenga un porcentaje alto de polièster, acrìlico o nylon. La fibra de poliéster está hecha al 100% a base de petróleo, o lo que es lo mismo, fibra de plástico.

¿Y qué consecuencias tiene para la salud y para el planeta?

Pues la cruda realidad es que sabemos muy poco. Y lo poco que sabemos, no es nada bueno. Las sustancias sintéticas artificiales están tan extendidas por todo el planeta que están fuera de control. Un estudio de la Universidad Rovira i Virgili asegura que el hombre occidental produce la mitad de los espermatozoides que en su día produjeron su padre o su abuelo y que tanto el cáncer testicular como el de mama, aumentan considerablemente cada año sobre todo en jóvenes menores de 45 años. Este aumento se relaciona con hábitos reproductivos y alimenticios pero también ampliamente con hábitos expositivos a ciertos productos quìmicos presentes en la ropa sintética. y artificial.moda-sostenibile-sostanze-tossiche-e1466703377687

En este video puedes ver la intervenciòn completa de Nicolàs Olea de la Universidad de Granada.  

https://www.youtube.com/watch?time_continue=5&v=DfVexxz3Qc4

El estudio concluye además que las prendas textiles, sobre todo las sintéticas como las deportivas (leggins, camisetas deportivas etc) contienen numerosas sustancias que son nocivas para el organismo. En el estudio se han encontrado casi una treintena entre ellas:

Antimonio: se considera cancerígeno y puede afectar a la piel y crear problemas gastrointestinales. “El óxido de antimonio se usa como catalizador para hacer las fibras de poliéster y puede quedar impregnado en ellas y pasar a formar parte del tejido y de la ropa que te pones”

Cromo: un metal que altamente alergénico que afecta al sistema inmune. El cromo IV se considera cancerígeno (se usa en el proceso de teñido de las prendas de color negro y en el proceso tradicional de curtición de piel)

Plata: Las nanopartículas de plata pueden alterar la microflora de la piel y acabar provocando que otros organismos parasitarios la colonicen, ocasionando alergias e infecciones (se usa en tejidos antifúngicos y en los calcetines antiolor)

Plomo: Se usa en tintes, pigmentos, pinturas y plásticos de vinilo. Es tóxico para el sistema nervioso y los riñones.

Níquel. Se utiliza en tintes, en procesos de tintado, en el niquelado y en el acero inoxidable. Se relaciona con alergias y cáncer.

Ftalatos. Se usan con el PVC como base para estampar. Varios ftalatos pueden alterar el desarrollo humano y los procesos reproductivos.

PFC. Se usan como impermeabilizantes y en acabados antimancha. Algunos son persistentes, bioacumulativos y tóxicos.

Alquilfenoles. Están en algunos detergentes industriales. Son capaces de alterar el desarrollo sexual de los seres vivos.

Da un poco de miedo, no?  Pues la cosa no termina aquí.

Por supuesto, la producción de ropa sintética, también afecta muy negativamente al ambiente (me niego a llamarlo medio, lo quiero entero). Según la ONG Friends of the Earth, un 64% de toda la ropa que se crea actualmente está hecha con microfibras derivadas del petróleo. Estamos hablando de más de dos tercios de toda la fabricación textil a nivel mundial.

Cada vez que lavamos una prenda elástica de poliéster se desprenden micropartículas que llegan al océano y son ingeridas por los peces. Cada día aparecen en nuestras costas peces, mariscos y moluscos con los estómagos llenos de plástico.

Hace un tiempo se pensaba que estos plásticos provenían de productos de limpieza e higiene con microperlas pero hoy sabemos que el 82% se origina en nuestros armarios.

Qué podemos hacer?  Podemos como primera medida mirar la etiqueta antes de compra ropa la próxima vez. Podemos evitar comprar ropa sintética y siempre que sea posible comprarla de tejidos naturales lo menos tratados posible. TU salud y el planeta te lo agradeceràn! En los pròximo artículos te contaremos donde puedes encontrar prendas sanas para ti  para el ambiente. Suscrìbete!

¿Y tù qué te pones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *