Ideas Sostenibles,  Sin categoría,  Zero Waste

Compostar en casa y reducir la basura a la mitad: reto Zero Waste para febrero

El 5 de febrero fue el Dia Internacional contra el Desperdicio Alimentario. Y es que es totalmente inadmisible la cantidad de alimentos que se tiran a la basura cada día. Aquí comparto algunos datos obtenidos de los informes de la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la alimentación) que ponen los pelos de punta:

  • El despilfarro mundial de alimentos se calcula en 1.300 millones de toneladas anuales ( aproximadamente 1/3 de los alimentos del mundo).
  • La huella de carbono del despilfarro de alimentos se estima en 3.300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera por año.
  • El volumen total de agua que se utiliza cada año para producir los alimentos que se pierden o desperdician (250km3) equivale al caudal anual del río Volga en Rusia, o tres veces el volumen del lago de Ginebra.
  • El 28% por ciento de la superficie agrícola del mundo- se usan anualmente para producir alimentos que se pierden o desperdician
  • Sólo un bajo porcentaje de los alimentos desperdiciados es compostado: una gran parte termina en los vertederos, y representa un porcentaje elevado de los residuos sólidos urbanos. Las emisiones de metano de los vertederos representan una de las mayores fuentes de emisiones de GEI del sector de los residuos.
  • El compostaje doméstico puede desviar potencialmente hasta 150 kg de residuos de alimentos por hogar al año y que no terminen en el sistema local de tratamiento de basuras.

¿Qué podemos hacer? El compostaje en casa parece una cosa muy complicada y engorrosa pero en realidad es muy sencillo! Te cuento las ventajas, y mi experiencia:

¿Qué es el COMPOST? El compost es un fertilizante natural, hecho de materia orgánica a través de un proceso biológico de oxidaciòn. O más sencillo, es un abono que se obtiene a partir de los desecho de origen orgánico (hojas secas, restos de comida, tierra, carton, etc).

¿Como se hace el compost? Tan sencillo como usar una compostera, un recipiente o depósito en el que se van echando los desechos orgánicos. Solo hay que esperar y mover de vez en cuando el compuesto. Y en unos 90 días, ya tienes compost!

¿Qué se puede echar en la compostera? Pues todo lo que son restos orgánicos: cáscaras de frutas, restos de comida, pequeños trozos de cartón como el de los envases de los huevos, hojas y ramas secas…

¿ Qué ventajas tiene compostar? Para empezar yo he reducido la producción de residuos (basura) a la mitad! ¿Tanto? Pues sì, los desechos orgánicos constituyen de un 40% a un 60% de nuestra basura llevando una dieta equilibrada. Por lo tanto, conviertes ese porcentaje de basura en fertilizante que puedes utilizar para plantar o cultivar hortalizas, especias o lo que se te ocurra! Cerrando así el circulo. Además, en muchos lugares las instituciones dan ayudas a aquellas personas que compostan y producen menos basura. En Trieste, donde vivo, por ejemplo, teniendo una compostera, pagas un 30% menos de tasas de basura. Que no es poco! Sé que en Cerceda por ejemplo también existen esas ayudas. Comprueba la normativa de tu ciudad o población!

En definitiva, es una forma sencillísima de cuidar el ambiente, ahorrar dinero, sacar menos la basura, y tener unas plantas mucho más sanas y productivas de forma natural, con fertilizante gratis y en casa!

Es posible hacer compost en casa? ¡Claro que si! Si tienes un jardín o una terraza con plantas, ¡ni te lo pienses! Hazte ya con una compostera. Es realmente sencilla de utilizar. Si vives en un apartamento, quizás no puedas usar toda la materia orgánica, ya que se produce bastante cantidad de fertilizante pero al menos una gran parte si puedes usarla para las plantas ornamentales o especias , por ejemplo. Estaràn ademas mucho mas sanas.

¿Como elijo mi compostera?

Las hay de miles de tamaños y formas e incluso en internet hay un montón de tutoriales para construir una con materiales reciclados. Aqui te dejo algunos ejemplos:

Existen composteras fabricadas específicamente para espacios pequeños. Y también se pueden fabricar. Te dejo este video de como hacer una con macetas porque me parece preciosa.

Tambièn las hay quimicas (la verdad es que no las conozco mucho porque huyo de los químicos en casa todo lo posible, pero se que permiten tener en casa compost sin producir olor y descomponen la materia orgánica en pocas horas) o hechas específicamente para añadir lombrices, que aceleran el proceso de descomposición de la materia orgánica y ayudan a producir un compost de mayor calidad. Lo cierto es que en la mía las lombrices han salido o llegado solitas, y dejan el compost como si fuera tierra limpia y sin ningún olor. Y a mi hija le encanta ir de vez en cuando a verlas jeje.

Que no hacen nada!

¿Qué precauciones hay que tener? Para evitar malos olores sobre todo si la tienes en un apartamento, te aconsejo que no echas restos de carne ni pescado ya que la descomposición es mucho más lenta y compleja y huele muy mal. Las cáscaras duras como las de la naranja, también tardan más en degradarse pero si no tienes prisa, puedes echarlas (sin pasarte para que no acidifique demasiado el compost). Lo demás (restos de fruta, verdura, cereales, cáscara de huevos, posos de café) producen un excelente compost. La compostera debe estar en un lugar ventilado y hay que moverlo de vez en cuando para evitar que se caliente demasiado el compuesto ya que, como quizás sepas, la materia orgánica en descomposición produce gas.

¿No lo ves claro? Si todavía no te atreves a dar el paso, puedes empezar por guardar y utilizar algunos de los desechos orgánicos como las cáscaras de huevo y los posos del café. Estas dos cosas por ejemplo, las puedes echar directamente en trocitos en tus plantas y servirán de abono y no huelen mal! Los posos del café además se pueden usar para miles de cosas! Por ejemplo, para hacer exfoliante para el cuerpo o para hacer por ejemplo este jabón antigrasa para platos que hice hace unas semanas.

Mi jabón antigrasa al cafè casero.

¿Te gusta? ¿Quieres saber como se hace? Tendré que contártelo en la próxima publicación!

¡Y ya està! ¡Espero que te haya resultado útil y que te animes a probar! Y si tienes preguntas, ya sabes, ¡no dudes en dejar tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *