Zero Waste

Biodesagradable

Existe una gran isla desierta y deshabitada en mitad del océano Pacífico, mide alrededor de 1.400.000 de km² y se encuentra en un lugar privilegiado y un entorno espectacular, rodeada de increíbles criaturas marinas. La única pega: está enteramente hecha de basura, aproximadamente entre 7.000 y 35.000 toneladas de basura… y es extremadamente contaminante.

basura

Esta gran masa de desechos plásticos produce graves daños en el ecosistema marino y la fauna (se calcula que aproximadamente un millón de aves y cien mil mamíferos marinos mueren a causa de la ingesta de plástico cada año) que, además, llega de nuevo a nuestros estómagos a través de la cadena trófica. Algunos de los principales contaminantes presentes en los plásticos son los bifenilos policlorados (PCB), el hidrocarburo aromático policíclico (HAP o PAH) y el DDT, elemento tóxico usado como insecticida y que ha sido prohibido ya en muchos países. La situación es cada vez más grave y las consecuencias cada vez más impactantes. Algunos investigadores han confirmado que los fragmentos de plástico facilitan que el denominado halobates sericeus, un insecto marino, ponga sus huevos en el océano. Así, otra de las consecuencias más peligrosas es la propagación de especies invasivas que colonizan nuevos ecosistemas.

Existen algunos proyectos muy interesantes, como el de este joven de tan solo 19 años!

Pero para todos aquellos que aún no hemos dado con una brillante solución para el terrible monstruo que hemos creado entre todos y todas y que nos afecta a todos y a todas… Tengo una simple propuesta: dejemos de alimentarlo. O al menos intentémoslo.

Las bolsas de plástico ya se han prohibido en algunos países (o zonas) o existe una ley que obliga a ofrecer alternativas biodegradables: México, Italia, Los Ángeles (EEUU), Hawái, Río Grande (Argentina), Ruanda, Mauritania. En el año 2018 la prohibición llegará a España. ¿Por qué no adelantarse? He aquí algunas pequeñas y facilísimas propuestas que espero os vengan a la mente cada vez que tiréis una bolsa (espero que al menos al contenedor correspondiente).

  • Bebe agua del grifo.Y/o reutiliza botellas (que no sean de plástico a ser posible)
  • Utiliza y lleva cuando hagas la compra una bolsa de tela u otro material, o al menos reutiliza alguna de las bolsas que ya tienes en casa.
  • Intenta reducir su uso.
  • Compra en la medida de lo posible productos que utilicen envases no plásticos (hueveras de cartón, envases de papel, tela o vidrio).
  • Compra siempre que puedas a granel. Así podrás llevar tu propio envase reciclable.
  • Reduce, reutiliza, recicla (la famosa regla de las tres Rs)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *